Tarta Ligera de Frutos del Bosque

IMG_5305_

Hola! después de una temporada de descanso, quería empezar esta época del año con una receta de frutas. En este caso elegí frutos del bosque, arándanos, moras y frambuesas. Las consigo de cultivos españoles concretamente de Extremadura, de la marca La Cuerva y en estado congelado. El sabor y aspecto son excelentes. Yo estoy enganchada a los batidos de plátanos con estos frutos pero eso se los mostraré en otra publicación, ahora toca tarta que también le tenía ganas.

Esta receta es muy sencilla, sólo 3 ingredientes, baja en grasas y si le quieres añadir más sabor, como vainilla, aceite de coco etc. también le quedaría estupendo.

Ingredientes

Para la base:

  • 1 taza de granola de avena (con todo lo que lleva la granola, pasas de uva, copos de maíz, semillas de calabaza, etc.)
  • 1 taza de dátiles deshuesados
  • Opcional: un pizco de sal marina fina, para equilibrar

Se trituran todos los ingredientes juntos en una procesadora de alimentos o picadora hasta que nos quede una masa pegajosa y unida.

En un molde de tarta desmoldable, con la base cubierta con papel de horno vamos vertiendo la mezcla y compactando, hasta que quede bien firme y la superficie lo más horizontal posible.

Luego la metemos en la nevera mientras hacemos el relleno.

Para el relleno:

  • 1 1/2 tazas de frutos del bosque
  • 1/2 taza de dátiles

*Los frutos del bosque pueden estar congelados, descongelados o ser frescos en el mejor de los casos. Sólo que si están congelados no se llegarán a triturar del todo y quedaran trozos. Si lo que quieres es un resultado más cremoso como una mermelada mejor descongelarlos. Yo lo hice con los frutos congelados por eso quedaron trocitos.

Batimos todos los ingredientes juntos hasta que nos quede un resultado parecido a una mermelada, si los frutos estaban previamente descongelados o frescos, o como en las fotos si estaban congelados.

Verter la mezcla en el base que hicimos anteriormente y guardarla en la nevera.

*Un consejo es que si te la vas a comer en poco tiempo, 1 día o 2, la puedes guardar en la nevera, pero si por el contrario no te la comerás en pocos días mejor sería guardarla en el congelador bien cerrada y sacarla un ratito antes el día que te apetezca un trozo. Cortas el trozo y el resto de la tarta al congelador otra vez.

IMG_5306

IMG_5286

IMG_5282

IMG_5298

IMG_5281

Como viste es muy sencilla, baja en grasas, no lleva frutos secos ni aceites, espero que te animes y la disfrutes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s