“Queso Duro Vegetal”

queso raw, raw cheese

Hola!, aquí les traigo la receta de “queso” rígido que aprendí y que tanto me gustó el resultado. Para ayudar a obtener una masa rígida usaremos nueces de macadamia, aunque yo usé anacardos también pero pueden usar sólo macadamias y quedará aún más rígido. De sabor está muy bueno, y la pinta para mi es el que más imagen de queso convencional me ha quedado. El proceso es sencillo, más de lo que se piensa, sólo tenemos que ser pacientes y respetar los tiempos para conseguir un sabor parecido al queso convencional.

Ingredientes

Para un queso pequeño

  • 1/2 taza de nueces de macadamia remojadas por 8 horas (también podría ser 1 taza entera de macadamias y no usar los anacardos)
  • 1/2 taza de anacardos remojados por 8 horas (son las de marañón o cajú)
  • 1/2 taza de agua
  • 1/2 cucharadita de polvos probióticos (o 1/2 taza de rejuvelac o jugo de chucrut)
  • 1 cucharada colmada de levadura nutricional (también sirve de cerveza o de cerveza desamargada)
  • 1 cucharadita rasa de sal marina
  • zumo de 1/2 limón
  • 1/2 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • opcional: 1/2 cucharadita de mostaza

1ª parte

Batir los frutos secos con el agua hasta obtener una crema homogénea y fina. Echar los polvos probióticos y volver a batir un poco para mezclarlo bien.

Meter la crema en una bolsa de hacer leches vegetales (como la bolsa brota) o una tela lienzo (tela quesera) o un colador fino, poner un bol debajo y comenzar a apretar la crema para sacar el líquido que sobra, pero sin dejarlo seco del todo.

Dejar reposar esta masa dentro de la tela sobre un colador con un bol debajo para recoger líquido sobrante. Pondremos un peso encima (puede ser una taza y sobre la taza un bote lleno de agua), lo tapamos todo con un trapo y lo dejamos reposar en el lugar más cálido de la cocina durante 24 horas para que la masa vaya fermentando. Si queremos un sabor más intenso podemos ampliar este tiempo a 48 horas en total.

*He experimentado dejarlo hasta 5 días fermentando fuera de la nevera y sólo me dio buen resultado cuando la masa tenía poca agua.

2ª parte

Ahora toca aderezar la masa para darle sabores. Poner la masa en un bol y echar el resto de los ingredientes. Mezclarlo todo con la ayuda de una espátula o cuchara. Cuando veamos que está bien mezclado, probamos y ajustamos sabores, si lo queremos más ácido echaremos más limón, si queremos más salado… etc.

Una vez esté a nuestro gusto cogemos un trozo de papel de horno y sobre el colocamos un molde metálico redondo como los de emplatar o hacer galletas. Vamos llenando el molde con nuestra masa de “queso” mientras la compactamos hasta la altura deseada. Ahora desmoldamos ayudándonos de una cuchara, vamos con una mano subiendo poco a poco el molde metálico y  con la otra apretamos la masa del queso hacia abajo hasta que vaya saliendo.

Llegados a este punto tenemos dos posibilidades, una, si queremos un queso fresco, lo meteremos en la nevera por 24 horas para que coja más solidez, o si queremos un queso con corteza (como el de la foto), lo pondremos en la deshidratadora entre 12 y 24 horas.

Después de dejarlo reposar por esas 24 horas, el “queso” estará listo para comer. Cuanto más tiempo pase, más se seguirá curando (fermentando), irá tomando un sabor más fuerte.

Los dos tipos de “quesos” a la hora de guardarlos lo mejor es en un recipiente cerrado en la nevera. El “queso” fresco suele durar menos que el que hemos deshidratado, ya que este último tiene menos agua. El de corteza bien guardado en la nevera puede durar de 1 a 2 semanas, el fresco de días a 1 semana aproximadamente, depende de la cantidad de agua que contenga.

*La receta la aprendí de este vídeo del Chef Raw Russell James.

Truco personal*

  • Si la masa después del primer proceso de fermentado de 24 horas queda muy húmeda, podemos agregarle unas cucharadas de harina de nueces de macadamia o de anacardos, o incluso harina de coco, hice la prueba y quedó estupendo. Mezclaríamos otra vez la masa con la harina añadida, le daríamos la forma de queso y luego o lo metemos en la nevera por 24 horas o lo deshidratamos por 24 horas y luego lo metemos en la nevera.
Anuncios

Ruedas de Tomate y “Queso”

tomate con queso 2

Una combinación mega deliciosa que querrás volver a probar! Nos encantaron estas ruedas de tomate. El sabor intenso lo aportó el queso, pero queda perfecto con el sabor del tomate, sin quitarle protagonismo al queso, los sabores en la boca se equilibran perfectamente, un verdadero placer gustativo.

Ingredientes

Lavamos y cortamos los tomates en rodajas no muy finas, que mantengan la forma y no se deshaga la rodaja.

Untamos sobre cada rueda de tomate un poco de nuestro queso vegetal. Espolvoreamos con una hierba verde como albahaca seca o perejil y liiiisto!

A disfrutar de unas ruedas de tomate con mucho sabor! :)

tomate con queso 1

tomate con queso 3

“Quesos” Curados en Salud!

kesoAlmendras

Sigo con los experimentos “queseros”, esta vez usando almendras como base. Han salido unos quesos consistentes, más rígidos que usando anacardos. De sabor estupendos, con la fermentación no se aprecia el sabor a almendras, lo que hace que se asemeje más al queso convencional. El de color naranja lleva pimiento, quedó más cremoso, por el agua que le aportó éste, y su sabor es muy rico, entre queso y sobrasada, genial para untar. El queso blanco también quedó estupendo, sabor a queso, y se puede cortar de maravilla, para servir en trozos o untado también si quieres. Sin duda la almendra es un buen fruto seco para hacer “quesos” vegetales, además es uno de los frutos secos que más se cultiva en mi isla de Gran Canaria y en general en España, así que si es local mejor que mejor :)

Ingredientes

Para la base de los quesos:

  • 1 buena taza de almendras peladas, remojadas por toda la noche anterior
  • 1/2 taza de agua
  • 1/2 cucharadita de polvos probióticos (también funciona con 2 cucharadas de jugo de chucrut y es mucho más barato ;) )

Desechar el agua de las almendras, meterlas en la batidora junto con el agua y triturar hasta que se haga una crema. Echar los polvos probióticos y batir un poco más para mezclarlos bien.

Tomar un colador, ponerlo sobre un bol y sobre el colador la tela quesera. Verter la crema de almendras sobre la tela, apretar y a las 15 minutos ponerle un peso encima. Dejarlo reposar en un lugar cálido por 24 horas.

kesoAlmendras2

Para el “Queso” de Pimiento:

  • 1/2 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de levadura de cerveza
  • 2/3 cucharada de sal marina
  • 1/2 pimiento rojo (también queda delicioso con tomate seco)
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce en polvo
  • 1/2 cucharadita de mostaza
  • 1/4 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 pizco de nuez moscada rallada

Una vez pasadas las 24 horas, dividimos a la mitad la masa de queso y los ponemos en boles independientes para crear cada queso.

Lavamos el pimiento y trituramos la mitad muy pequeño. Lo colamos para quitarle el líquido. Luego lo agregamos a la masa del queso y mezclamos bien con la ayuda de una cuchara.

Ponemos el resto de ingredientes en el bol y mezclamos todo bien. Probamos y ajustamos los sabores. En este punto ya está listo para comer, pero si queremos darle forma redonda de queso y que esté más sólido, tomamos un molde adecuado para la cantidad de masa, uno pequeño, y en este caso puse un film de plástico transparente cubriendo el interior del molde y poder sacarlo sin dificultad. Echamos la masa del queso dentro del molde, compactamos y metemos en la nevera por 12 horas, lo podemos dejar más tiempo para que siga curando, fermentando. A las 12 horas lo sacamos con cuidado del molde, ayudándonos del film transparente, lo colocamos sobre un plato y ya está listo para comer! ;)

kesoAlmendras3

Para el “Queso” Fresco:

  • 1/2 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de levadura de cerveza
  • 1/2 cucharadita de sal marina
  • 1/4 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 pizco de nuez moscada rallada

El mismo procedimiento del anterior. Mezclamos todos los ingredientes en el bol con la crema de queso y mezclamos bien con una cuchara. Probamos y ajustamos los sabores. El queso ya está listo para comer de forma untable. Si lo queremos más rígido y dar forma redonda como el queso convencional, lo ponemos en un molde forrado de film transparente, metemos la masa del queso y vamos compactándolo. Lo metemos en la nevera por unas 12 horas. A las 12 horas sacar con cuidado y servir ;)

kesoAlmendras4

Puede durar hasta una semana en la nevera. Queda delicioso untado en lechuga, sobre rodajas de tomate, con crackers, o para poner sobre una pizza.

kesoAlmendras5

Que lo disfrutes!! <3

Beneficios nutricionales

De la almendra:

  •  Es rico en vitamina E, que contribuye con el mejoramiento de la piel, cabello y uñas
  •  Contiene mucho calcio
  • Contiene mucha fibra
  • Alto contenido en proteínas
  • Es una fuente considerable de hierro, ayuda a prevenir la anemia
  • Aporta muchos minerales, calcio, magnesio, fósforo y zinc
  • Da vitaminas del grupo B, muy beneficiosas para el sistema nervioso y para mejorar el sueño
  • Contiene grasas insaturadas del grupo Omega 3 y Omega 6
  •  La vitamina E que contiene se ha encontrado que es un poderoso antioxidante

“Queso” Crema Vegetal

quesos_anacardos

Tengo que decir que estos “quesos” no duraron ni un día ^-^ Quedaron increíblemente deliciosos!! El de color blanco pasa perfectamente por un queso philadelphia, tal cual, y el rojo, intenté que se pareciera a un cheddar y casi casi, no supo igual pero se acercó, mi pareja dijo que sí se parecía pero no sé si lo dijo porque me tiene cariño ;). De cualquier forma los dos son altamente recomendables si eres de los que te gusta el queso y untar. La textura quedó muy cremosa. Luego los puse en la deshidratadora unas horas y endurecieron un poco más y su sabor se intensificó, total que quedaron más ricos todavía si cabía. Me ha encantado hacerlos y sobretodo degustarlos, es lo bueno que tiene esto de ser tu propio tester :)

Estos quesos al ser con base de anacardos, también llamadas castañas de cajú o nueces de marañón, son muy cremosos. Perfectos para crear quesos untables del tipo Philadelphia. Pueden dar el pego al 100%, en concreto la receta del queso blanco, me sabe a queso Philadelphia!! Si queremos que queden más sólidos hay varios trucos como usar aceite de coco o la deshidratadora. Pero si en realidad queremos hacer un queso más durito lo mejor es usar otro fruto seco, como la nuez de macadamia, permite crear unos quesos mucho más consistentes.

Ingredientes (para los dos quesitos)

  • 1 taza de anacardos remojados por todo la noche anterior
  • 1/2 cucharadita de polvos probióticos (se pueden sustituir por rejuvelac)
  • 1/2 taza de agua o hasta cubrir los anacardos

Estos son los ingredientes de la base de los dos quesos, un fruto seco remojado y el fermento, que en este caso serán los polvos probióticos (se consiguen en herbolarios o ecotiendas).

Trituramos todos los ingredientes juntos hasta que nos quede una pasta muy cremosa, cuanto más fina quede más pinta de queso tendrá. Cuando la tengamos la pasamos a una tela quesera, que apretaremos y cerraremos. La apoyamos sobre un colador, y el colador sobre un bol, para que vaya recogiendo el líquido sobrante. Le ponemos un peso encima para ayudar al proceso de drenado. Lo dejamos 24 horas en un lugar cálido.

A las 24 horas sacamos la crema de queso de la tela, la dividimos en dos boles para especiarlas de forma independiente.

quesos_anacardos1

Para el Queso Naranja o “Cheddar”

  • 1 cucharada colmada de levadura de cerveza
  • zumo de 1 limón sutil, si no tienes, puede usarse 2 cucharaditas de un limón normal
  • 1 cucharada de aceite de coco (es opcional: ayuda a dar solidez a la masa)
  • 1/2 cucharadita de sal marina
  • 1/2 cucharadita de mostaza
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/3 cucharadita de cúrcuma

Mezclamos con una de las cremas de queso todos los ingredientes con la ayuda de una cuchara, intentando que se reparta  de forma homogénea. Cogemos un molde del tamaño de la masa que nos quedó, en este caso es pequeño. Lo untamos de aceite y espolvoreamos pimentón dulce por todas las paredes y el fondo hasta que quede todo cubierto. Vertemos la masa y lo dejamos de 12 a 24 horas en la nevera. En este punto el queso ya se puede comer sin esperar las 12 horas pero al enfriarse se solidifica más y queda un poco más sólido. Y si queremos darle un puntito de curado, lo ponemos por 4 a 6 horas en la deshidratadora, se irá formando una costra seca en el exterior y ésto potenciará el sabor del anacardo con las especias creando un sabor mucho más intenso y un aspecto más de queso.

quesos_anacardos2

Para el Queso Blanco o “Philadelphia”

  • 1 cucharada colmada de levadura de cerveza
  • zumo de 1 limón sutil, si no tienes, puede usarse 2 cucharaditas de un limón normal
  • 1 cucharada de aceite de coco (es opcional: ayuda a dar solidez a la masa)
  • 1/2 cucharadita de sal marina
  • varias especias de hojas verdes secas como albahaca, orégano y perejil

Hacemos el mismo proceso del anterior, sólo que el molde aceitado lo cubrimos con las especias verdes secas.

A la hora de comerlos, los podemos dejar en el molde o bien sacarlos con mucho cuidado separándolos previamente pasando un cuchillo entre el molde y el queso, poner un plato encima y darle la vuelta.

Y el resultado son estas dos delicias de quesos crema. Es una alternativa al queso convencional, pero sin los problemas que conlleva. Estos quesos son sanos, porque sus grasas son de calidad y de fácil asimilación, nutritivos porque las semillas están activadas permitiendo una mejor digestión de sus proteínas y enzimas, y además los puedes hacer en casa!

quesos_anacardos3

Esta foto fue antes de meterlos en la deshidratadora, como se ve, la consistencia es cremosa cremosa mhhh :)

Que los disfruten en casa!