Mesa Dulce para un Rincón con Encanto

IMG_6859

El fin de semana pasado tuve el placer de hacer unos bocaditos dulces para la presentación del libro “Susurros del Silencio” en “El Rincón de tus Sueños”, un local de alimentación y terapias alternativas en mi ciudad, Las Palmas de Gran Canaria. Los asistentes pudieron probar, la mayoría por primera vez si no es que fueron todos, dulces crudiveganos, y a todos les sorprendieron y gustaron.

Me quedé muy contenta con la pequeña muestra que llevé y por el recibimiento que tuvieron. Mi objetivo era que fueran sencillos, atractivos a la vista y dulces, muy dulces ;)

Me encantó hacer un encargo de este tipo, pues me siento muy creativa y libre para hacer cosas curiosas y deliciosas. Siempre aprovecho estas oportunidades para innovar y retarme a mi misma para hacer cosas que nunca antes había probado. También pude decorar la mesita a mi gusto, la ambientación siempre me gustó y lo disfruté mucho. Como se puede ver, quise darle un toque rústico y muy natural, acorde con los bocaditos.

Tengo que decir que lo que poco que leí del libro me pareció hermoso. Unas reflexiones y unos poemas sobre la relación entre la palabra y el silencio vistas de una manera profunda. El autor del libro Guillermo, está casado con una mujer sorda, y en este libro ha plasmado ciertas sensaciones y emociones que nos ha querido transmitir en su experiencia de vida, algo que me parece insólito y a la vez romántico.

Y bueno aquí dejo una fotos de la mesa y los bocaditos que hice :)

IMG_6854

Estas coloridas bolitas las llamé “Bombones de Coco”, ya que su mayor ingredientes es el coco y también lleva aceite de coco.

Ingredientes:

  • Coco rallado
  • Aceite de coco
  • Dátiles
  • Semillas de vainilla
  • Rebozados variados

IMG_6860

A estas deliciosas galletas deshidratadas las llamé “Rústicas de Almendra”, siguiendo con la lógica de antes, porque su mayor ingrediente es la almendra.

Ingredientes:

  • Almendras con piel
  • Dátiles
  • Pasas
  • Canela
  • Semillas de vainilla
  • Aceite de coco
  • Deshidratadas por 6 horas

IMG_6862

Y a este último experimento, por las hacía por primera vez, las llamé “volcanes de Cerezas”, dentro estaban cargaditas de cerezas secas. Elegí un elemento ácido para darle un toque diferente y no fueran todos los bocaditos dulces. La verdad es que el contraste quedó muy bien.

Ingredientes:

  • Cerezas secas
  • Pasas
  • Almendras
  • Avellanas
  • Manteca de cacao
  • Cacao en polvo
  • Algarroba en polvo
  • Azúcar de coco
  • Bayas de goji
  • Semillas de vainilla

IMG_6861

IMG_6872

Aquí vemos a la propietaria del local degustando una bolita de coco :)

IMG_6863

El autor del precioso libro, Guillermo Bueno. Su libro se titula “Susurros del Silencio” y está plagado de preciosas fotografías.

IMG_6865

El señor de la izquierda es el secretario de la asociación de sordos de Las Palmas, que acompañó al escritor aprovechando la ocasión para hacer visible la asociación y acercar a todos la labor y el trabajo que hacen en ella.

IMG_6882

IMG_6889

Fue un ratito agradable y creativo, gracias por la oportunidad de crear, conocer las geniales labores que se hacen en mi ciudad y de conocer gente tan maja :)

Dejo la reseña del libro por si alguien se quedó con intriga.

Poema-Susurros-del-silencio_Collage

Hasta la próxima!

Cómo obtener agua de coco, leche de coco, manteca de coco y coco rallado de únicamente un coco

IMG_5046

Tanto la leche de coco, como la manteca y el coco rallado se usan con mucha frecuencia en la alimentación cruda y vegana porque ayudan a dar sabor, consistencia y textura. Y eso sin mencionar todos los beneficios nutricionales que nos aporta el coco en su estado natural.

Esta es la alternativa más limpia y sencilla que podemos hacer en casa, y aparte de quedar igual de riquísimo o más que las opciones de las tiendas, nos ahorramos unos cuantos euros.

Además me encanta ser autónoma y no depender de marcas o productos y poder hacerme yo mis propias cosas sabiendo que están limpias y sin añadidos ;)

El proceso es el siguiente:

1º Cómo seleccionar el mejor coco:

  • Debe pesar
  • Debe tener mucha agua dentro, para ello nos lo agitamos cerca de la oreja para oir si tiene agua. Cuanta más agua mejor
  • No debe estar abierto o agrietado, si le entra aire, será más posible que se haya empezado a secar y pudrir por dentro.

2º Cómo sacar el agua del coco:

  • Necesitaremos un martillo
  • Un clavo o algo puntiagudo pero que no sea muy fino. Nos tiene que caber por los agujeros que tiene el coco en uno de sus extremos.

IMG_5080

IMG_5083

IMG_5085

IMG_5089

IMG_5044

El coco tiene una especie de tres orificios pero que están cerrados por uno de sus extremos, por donde será más fácil abrirlo desde ahí. Colocaremos el clavo sobre cada uno de ellos y martillaremos hasta que se hunda y penetre en el hueco interior del coco. Una vez abiertos los tres orificios, verteremos el agua en un recipiente sobre un colador para evitar que caigan residuos de la cáscara. Esta ya es nuestra agua de coco, se puede tomar así que está riquísima o agregárselo a zumos o batidos o usar para hacer la leche de coco que dará mucho más sabor.

3º Cómo abrir el coco:

  • Necesitaremos un martillo
  • Un paño viejo de cocina que no nos importe que se deteriore.

Cogemos el coco y lo envolvemos en el paño de cocina, si lo podemos envolver doble mejor. Lo colocamos en el suelo (por si acaso la encimera corra riesgo de estropearse por lo golpes).

Le damos varios golpes secos contra el suelo con el martillo evitando las juntas que tiene la carcasa del coco, ya que por ahí es más duro y será más difícil de romper. Le seguimos dando hasta que escuchemos que se va rompiendo. a medida que va rompiéndose, vamos cogiendo los trozos para que no se sigan rompiendo, que no salgan demasiados y no se hagan más pequeños.

Una vez el coco ya esté roto en varios trozos los que aún estén pegados a la cáscara los separamos y una vez todos sin cáscara pasamos los trozos por debajo del chorro para quitarles los restos pequeños de cáscara o pelo de la cáscara que hayan quedado pegados a nuestra carne de coco blanca impoluta. Una vez limpia pelamos la corteza marrón y volvemos a lavar la carne para que quede limpia.

IMG_5094

IMG_5091

IMG_5092

IMG_5097

IMG_5099

IMG_5050

IMG_5048

4º Cómo hacer leche de coco

Metemos en la batidora el agua del coco, la carne del coco en trozos y llenamos de agua hasta que alcance un litro en total todo. Batimos a máxima potencia durante un minuto aproximadamente.

IMG_5053

IMG_5054

Colamos el contenido con un colador fino, tela quesera o bolsa de leches vegetales, para separar el residuo sólido del coco (futuro coco rallado) del líquido (nuestra leche de coco).

IMG_5056

IMG_5057

IMG_5058

IMG_5059

IMG_5062

IMG_5064

IMG_5065

IMG_5069

Podemos volver a realizar este proceso para sacar más leche o más manteca de coco, pero esta vez le echaremos 1/2 litro de agua ya que ahora tiene menos cantidad de grasa.

Se almacena en la nevera y nos puede durar de 1 a 3 días. Como se va a separar la manteca del agua por la acción del frío (la grasa del coco tiene esta peculiaridad), lo agitaremos bien antes de usar.

5º Cómo hacer manteca de coco

IMG_5078

Tan sólo tenemos que meter la leche de coco en la nevera por unas pocas horas y ella sólo se separará del agua y se solidificará, quedando la grasa del coco que es nuestra manteca arriba y el agua abajo. Cuando esté completamente sólida ya la podremos separar en otro bote. El agua que queda la podemos usar para batidos.

Me ha pasado que el coco estaba demasiado maduro y el agua que quedó no sabía bien, pero la manteca de coco estaba perfecta. En este caso es preferible tirar el agua.

6º Cómo hacer coco rallado

IMG_5075

Con el residuo sólido que nos ha quedado de colar la leche de coco, lo que haremos será extenderlo sobre una bandeja del horno sobre un papel de horno o de la deshidratadora sobre una lámina antiadherente y lo dejaremos hasta que lo veamos completamente seco para luego guardarlo en un bote hermético de cristal preferiblemente.

IMG_5070

IMG_5071

Si usamos el horno, lo pondremos a baja temperatura (a modo de deshidratadora) entre 50 y 100ºC con la puerta entre abierta, le ponemos un cubierto o algo que evite que la puerta se cierre del todo. Lo dejamos durante una hora aproximadamente o hasta que veamos que está completamente seco.

IMG_5073

Si usamos deshidratadora pues lo que tarde en secar, dependerá de la temperatura que usemos y la eficacia del aparato. Lo suyo sería ir mirándolo de vez en cuando hasta que veamos que está completamente seco.

IMG_5074

IMG_5076

Espero que les sea de utilidad y se animen a hacerlo ;)

Bendecir la Mesa, un Hábito con Múltiples Beneficios

cena

Después de varios años experimentando el Rito de “Bendecir la mesa”, he encontrado que es una ceremonia con muchísimo significado, a parte de ser un acto de agradecimiento, es un momento que te hace tomar consciencia y estar en el aquí y ahora. Si lo hacemos bien, conscientemente, se convierte en una herramienta que nos puede ayudar mucho en nuestro día a día para mejorar.

Asimilamos Mejor Los Nutrientes

El acelerado ritmo de nuestra actual sociedad ha hecho que el alimentarnos sea haya convertido en un trámite que tenemos que hacer cuanto más rápido posible para seguir con lo que tenemos que hacer. Llegamos con prisas, nos sentamos, devoramos y luego, a seguir. El hecho de Bendecir los Alimentos, te obliga a hacer un parón, a bajar el ritmo con el que llegaste a la mesa. El cuerpo al bajar la velocidad se relaja, luego la digestión será mucho más eficiente, pudiendo absorber mejor los nutrientes, por lo tanto estaremos ayudando a tener una mejor digestión y a aumentar nuestras defensas.

Después de sentarnos, podemos hacer una respiración profunda o dos, para anclarnos en ese preciso momento. Luego podemos mirar a los ojos, cogernos de las manos si así lo sienten y bendecir los alimentos todos juntos o por turnos.

Pueden dejarlo a una sola persona, pero a mi me gusta que todos aporten, todos tenemos algo que decir, así nos aseguramos que todos han hecho el trabajo de volver al presente, de darse cuenta de los alimentos que van a tomar. Podemos decir, “gracias por estos alimentos”, o “gracias a las personas que los cultivaron, a las manos que los prepararon y gracias por todos los nutrientes y vida que nos aportan, que nos siente bien a todos”. Estos son varios ejemplos, lo importante es parar y tomar conciencia de lo que estamos haciendo.

Valoramos los Alimentos

Al Bendecir la Mesa nos damos cuenta de que esos alimentos para llegar a nuestra mesa han pasado por diferentes experiencias. Nos acordamos de los agricultores, sin ellos no hubiera sido posible que hoy estuvieran ahí. De los que los transportaron, de los que los vendieron, de los que los compraron, los prepararon y de los que nos los han servido en nuestra mesa. Tomamos una conciencia global y real, y con ello puedes dar el verdadero valor a las cosas.

Nos Une con Nuestros Seres Queridos

Y por último el hecho de poder compartir la mesa con tus seres queridos, lo hace más especial. No hay nada más agradable que comer con nuestras personas favoritas, donde el Bendecir la Mesa nos hace estar más unidos y disfrutar más si cabe de la comida que nos han hecho con amor.

Nos Honramos a Nosotros Mismos

El acto de alimentarnos es un acto sagrado, vamos a meter en nuestro cuerpo alimentos que formarán parte de nosotros literalmente. Una vez ingeridos se transformarán en tejidos, en músculos, en huesos, en pelo, en uñas y demás. Los alimentos se transforman para ser parte de nosotros y seguir viviendo de otra forma.

Nosotros les damos el honor a esos alimentos de pasar a ser parte de nosotros, honrándolos, nos estamos honrando a nosotros mismos.

Hasta la próxima! Besos.

Ita.

Los Alimentos como Herramienta para Gestionar las Emociones

Ita Rico y Raw Emociones

Hace poco, aprendí una cosa muy importante para mi y que no me había dado cuenta antes. Tras mis experiencias con la comida a lo largo de mi vida y mi relación con los demás, acerté a ver que cuando peor comía, peor era mi relación conmigo misma y por consiguiente con los demás.

Mi conclusión fue que la comida alimenta nuestras emociones. Es difícil verlo, pero hoy estoy completamente convencida de ello. No te sientes igual si comes un plátano o si comes un donut.

Reacción Físico-Química

La comida nos condiciona, eso es un hecho, y si a eso le sumamos, que somos lo que comemos, pues sacamos que dependiendo de lo que comemos, estaremos condicionados a ser de una manera u otra, tendremos unos pensamientos u otros, actuaremos de una forma u otra. Estos condicionamientos no nos dejan opción, no nos deja actuar libremente.

Por ejemplo si hemos comido azúcar y harina, como un donut, y se nos presenta una situación donde tenemos que tomar una decisión rápida, probablemente no actuaremos igual que si hemos comido una papaya. Cada alimento actúa de forma diferente en nuestro cuerpo, pues ejercen unas reacciones químicas diferentes, que actúa de forma directa también en nuestra mente.

Hay alimentos que ayudan a generar estrés y ansiedad. ¿Y quién quiere de verdad eso en su vida?, por su puesto que nadie, pero entonces ¿por qué muchos siguen tomando alimentos que no les benefician?

Reacción Mental

Por otro lado, existe una conexión entre un alimento y un recuerdo que puede ser bueno o malo. Por eso nos cuesta mucho eliminarlo de nuestra alimentación, porque nos recuerda buenos momentos, o por el contrario, un alimento ligado a un mal recuerdo, lo rechazamos.

En el caso de uno ligado a un buen recuerdo, se convierte en un fuerte vínculo, por encima de nuestra propia salud. Por eso hay quien dice que no podría dejar de comer algo, vamos a poner de ejemplo una chuleta, lo más probable es que lo tenga asociado a un bello recuerdo, como ir de asadero con los amigos, una cena especial con la familia, pero en realidad podía haber sido con otra comida.

Lo que ocurre es que esta persona quiere rememorar ese recuerdo, en realidad, esa emoción. Por lo tanto tampoco es libre una persona atada a estos recuerdos.

Control de las Emociones

El control de las emociones la puede dar en parte una alimentación limpia, viva. Digo en parte, porque la alimentación no lo es todo, también los pensamientos que tenemos y las acciones que hacemos en el día contribuyen en nuestras emociones. El comer limpio, y crudo, te da energía, templanza y claridad mental, es como si pudieras verlo todo desde lejos, tienes la perspectiva de todo lo que está sucediendo, te vuelves no re-activo, entonces no te enfadas, porque sabes que eso no tiene importancia, o como tiene solución, te pones a ello.  Tomas conciencia del verdadero valor de las cosas.

Podemos usar los alimentos para sentirnos mejor, para sanarnos, tanto física como mentalmente, el punto de encuentro de lo físico con lo mental son las emociones. Comiendo alimentos que estimulan nuestra felicidad, que ayuden a generar hormonas como la serotonina, endorfina y dopamina, y evitar alimentos ensuciantes, sustancias tóxicas que impiden la buena absorción de los nutrientes, estamos creando bienestar dentro nuestro y eso se expande hacia afuera, creando felicidad donde quiera que estemos.

Es un trabajo de tiempo, de continuidad, pero los efectos positivos se empiezan a ver enseguida, y eso te da fuerza y te reafirma para seguir adelante. A priori puede parecer difícil, pero desde que ves los resultados, no hay duda alguna.

Hasta la próxima! Besos.